Ganó en Bahía 1-0 con gol de Pisculichi. Pero Vangioni se lesionó a una semana del Superclásico.

Al River alternativo le alcanzó con poco para vencer 1-0 a Olimpo y así cortar una racha de doce años sin victorias en Bahía Blanca, y de cinco sin ganar por la Zona 1 del Torneo de Transición. El equipo dirigido por Marcelo Gallardo ganó con gol de Pisculichi y quedó a ocho puntos de los punteros Godoy Cruz y San Lorenzo (al menos hasta que juegue Arsenal el próximo lunes).

En un primer tiempo disputado y casi sin llegadas a los arcos, la primera llegada fue a los 20′ y fue para los visitantes. El uruguayo Mayada recibió picando un pase de Pisculichi y le pegó desde un ángulo difícil por derecha: la pelota salió lejos, pero aún así fue lo mejor hasta ese momento. River tuvo varios tiros libres cercanos al área de Olimpo, pero sin buenas ejecuciones no hubo peligro.

Pero lo más destacado y lamentable para River en ese tiempo fue la lesión de Leonel Vangioni, que debió salir con una molestia en la pierna derecha a los 25′. En su lugar entró el pibe Pablo Carreras.

[El resumen del encuentro entre Olimpo y River]

A los 33′ llegó lo más claro. Gaona Lugo desbordó por la izquierda de la defensa visitante y cuando centró para la llegada franca de sus compañeros, Barovero reaccionó interceptando la pelota. Un minuto después, Cristian Villanueva, lateral izquierdo de Olimpo también debió salir lesionado por Jonatan Blanco.

River salió en el segundo tiempo con “olor” a reto de Gallardo en el vestuario. Es que los de Núñez se adelantaron en campo y mostraron otra actitud, que a tan sólo dos minutos se plasmó en una inmejorable doble situación. El Pity Martínez disparó desde afuera del área y Nereo Champagne se lució a puro reflejo. Pero lo mejor del arquero se vio en la reacción posterior: Driussi apareció para empujar el rebote y el uno lo atoró de manera excelente.

A los nueve minutos respondió Olimpo con un disparo de Francisco Pizzini que se fue apenas afuera del palo derecho de Barovero. A los 15′ falló el arquero y el mismo delantero de Olimpo lo desbordó. Pero entre él, Mercado y Balanta pudieron sacar adelante el fallo y salvaron a los visitantes sobre la línea. Dos minutos después, Mercado cabeceó un centro de Pisculichi y el nucazo se fue muy cerca.

A esa altura el partido era mucho más entretenido e incierto que en la primera parte y fue en esta búsqueda de ambos que Pisculichi abrió el marcador. El mediocampista metió un cabezazo bien colocado tras un centro de Driussi por izquierda.

Olimpo no se resignó y a los 24′ el palo salvó a River del empate. Jean Barrientos recibió cruzado un pelotazo, enganchó frente a su marca antes de pisar el área y le pegó de derecha. Barovero sólo podía mirar. Los últimos minutos se fueron diluyendo con el control de River sobre el partido y más fricción que llegadas al arco. Alario tuvo en sus pies el segundo en el descuento, pero Moiraghi le ahogó el grito sobre la línea.

Fue un 1-0 que no saca a los de Millonarios de una situación incómoda en el campeonato, pero suma. Sobre todo cuando el próximo jueves deberá confirmar su clasificación en la Copa Libertadores y, tres días más tarde, visitará la Bombonera.