En la ida empataron 2 a 2 en un partido vibrante. Será la última vez que la máxima competencia se defina con partidos de ida y vuelta. El que gane será campeón de América.

River Plate y Boca Juniors jugarán este sábado la final de la historia de la Copa Libertadores de América, un partido que quedará para siempre en la memoria del fútbol sudamericano.

En 110 años de enfrentamientos nunca hubo un cruce de semejante relevancia como el que sostendrán en el estadio Monumental desde las 17, con arbitraje del uruguayo Andrés Cunha y transmisión de Fox Sports.