Foto: El Diario de la República

Dos hombres robaron un auto, Volkswagen Fox, en la calle 25 de agosto, pero lo insólito sucedió 45 minutos después cuando lo estrellaron contra un muro de cemento de una casa. Esta rareza delictiva ocurrió este jueves en la ciudad de San Luis. El dueño original recuperó su vehículo, pero con una abolladura en la parte delantera.

En la casa donde impactó, ubicada en el barrio Padre Mujica al sur de la capital puntana, se encontraba el dueño que informó al 911 del choque. El testigo agregó a la Policía que los dos ladrones salieron corriendo del auto, segundos después del incidente. Llevaban un artefacto del coche que no alcanzó a divisar.