Rocío Marengo utilizó su cuenta de Twitter para hablar con sus seguidores a modo de catarsis, luego del escándalo que protagonizó en televisión cuando lloró por haber quedado desvinculada de la agencia de modelos de Leandro Rud, tras opinar sobre sus compañeras de staff.

“En fin… Horas complicadas. Como se habrán enterado, sucedió algo que no estuvo bueno. Sentí el apoyo de mis seguidores y les agradezco, pero ustedes saben que soy sincera. También quiero que sepan que cuando me equivoco y la cago, soy capaz de pedir disculpas”, comenzó.
“Creo que fue un mal entendido y a partir de ahí, una locura… Me dejé manipular y llenar la cabeza con cosas que no eran ciertas y por no aclararlas en su momento me llevaron a reaccionar mal. Me saqué y mis impulsos se apoderaron de mí. Saqué lo peor por ver que mi castillo laboral se me desmoronaba”, explicó.
Y siguió: “Cuando me comunicó Rud que me iba a despedir de la agencia y de C5N (programa que arranqué con Moranzoni), reaccioné mal, lo reconozco. Ataqué y tiré mierda, dije cosas que realmente hoy en frío no las diría. Me equivoque”.
“Después de hablar y aclarar todo con Jésica (Cirio) y con Loli (Antoniale), las dos chicas que por diferentes motivos las involucré en este tema mediático, puedo contarles que me siento bien, porque pude hablar y aclarar todo. Ellas entendieron mi situación, mi reacción por los motivos que les comenté. Me brindaron su apoyo”.
 
“A ver, es largo, no sé cómo explicarlo. Yo trabajo con Rud hace mucho tiempo, lo conozco hace muchísimo más todavía. Sé perfectamente que la decisión fue de él. Y no tienen nada que ver Jésica y Loli con todo esto. Rud tiene una estructura de laburo que esto que pasó no encaja con su forma de laburar”, aclaró la modelo, quien destacó que escribió todo “de corazón” y que no tiene problemas en responder a las preguntas de sus seguidores.