EL JEFE DE GOBIERNO PORTEÑO HORACIO RODRÍGUEZ LARRETA ASEGURÓ, EN LA LEGISLATURA LOCAL, QUE EN SU MANDATO, QUE SE EXTENDERÁ HASTA 2019, VA A “TRABAJAR INCANSABLEMENTE PARA QUE LOS VECINOS DE BUENOS AIRES VIVAN CADA VEZ MEJOR”, AL TIEMPO QUE SOSTUVO QUE ESCUCHARÁ “LAS CRÍTICAS CONSTRUCTIVAS” DE LOS HABITANTES DE LA CIUDAD.

Horacio Rodríguez Larreta asumió como Jefe de Gobierno porteño tras jurar en la Legislatura porteña y recibir el bastón de mando de manos del titular del Ejecutivo local saliente y futuro presidente Mauricio Macri en la Usina del Arte, y en ambas ocasiones pronunció discursos que apuntan a la continuidad en la gestión que deja su líder político tras ocho años de mandato.

Esta tarde, en la Legislatura porteña, Larreta y el vicejefe de gobierno, Diego Santilli, juraron en una sesión a la que concurrió la mayoría del gabinete de ministros designados para la Ciudad, así como funcionarios del PRO que asumirán en el Gobierno nacional, entre ellos Marcos Peña, Fernando De Andreis y Carolina Stanley.

En el acto, el nuevo binomio al frente del Ejecutivo porteño estuvo secundado por la gobernadora electa María Eugenia Vidal, el legislador y futuro ministro de Seguridad bonaerense Cristian Ritondo, y la flamante presidenta de la Legislatura, Carmen Polledo.

Posteriormente, en la Usina del Arte, en el barrio porteño de La Boca, se realizó la ceremonia de entrega del bastón de mando, en donde Macri agradeció “por estos ocho años” en los que estuvo al frente de la Jefatura de Gobierno porteña, y afirmó que de ahora en más la Ciudad “estará en grandes manos con dos personas y un gran equipo que irá recorriendo la agenda de una de las ciudades más lindas e importantes del mundo”.

En un breve discurso “fuera de programa” -ya que no estaba previsto que hable-, y mientras la mandataria saliente Cristina Fernández de Kirchner acaparaba la atención de todos los medios de comunicación, Macri agradeció al “maravilloso equipo” que lo acompañó en su gestión y que se trasladará a la Nación, una vez que asuma mañana al frente del Ejecutivo nacional.

“A aquellos que viven y trabajan en la Ciudad de Buenos Aires les digo que estoy seguro de que están en grandes manos con dos personas” como Rodríguez Larreta y el vicejefe de Gobierno, Diego Santilli, y también “con un gran equipo” de ministros, que juró esta tarde al frente de las carteras locales.

Luego de Macri, Rodríguez Larreta tomó la palabra y recordó que cuando perdieron las elecciones en 2003 -cuando el binomio se presentó a elecciones y perdió el balotaje a manos de Aníbal Ibarra-, “el país pensaba que nos íbamos a Boca Juniors o de vacaciones, pero al otro día ‘pusimos primera’, arrancamos y no paramos”.

Tras la jura de los ministros, Larreta volvió a reiterar los principales desafíos de su gobierno, tal como lo había hecho más temprano en la Legislatura porteña, en donde había agradecido a los legisladores propios y los de la oposición por hacer del “consenso” una forma de gestión.

Entre los objetivos se destacaron la continuación de políticas en materia social, como la mejora en la educación pública “para que más chicos tengan su ciclo educativo completo”; y de salud, al comprometerse a “crear Centros de Salud para que cada porteño tenga uno a 20 minutos de su casa” y “llevar al SAME al área metropolitana de la Ciudad”; además de “mejorar la recolección de residuos”.

Además, dijo que continuará “la revolución que empezamos con el transporte público”, que se trasladará a la órbita metropolitana con la coordinación del gobierno bonaerense que encabezará desde mañana María Eugenia Vidal, con la creación de seis nuevos sistemas de Metrobus.

También afirmó que la “seguridad de todos los porteños” será otra de las prioridades; una de las sobresalientes debido al inminente traspaso de las fuerzas de seguridad que operan en la Ciudad a manos de la gestión local, para unificar todas las fuerzas, junto con la policía Metropolitana.

Larreta destacó “el desafío” que significa que tanto la provincia de Buenos Aires con Vidal y la Nación con Mauricio Macri estén gobernadas por el mismo color político, lo que “abre nuevas y enormes oportunidades en la Ciudad”.

En esa línea, sostuvo: “nos comprometemos a trabajar juntos con los objetivos de Mauricio Macri para todo el país, que es terminar con la pobreza, combatir el narcotráfico y unir a todos los argentinos”.

“Agradezco a todos los porteños por su confianza y estoy súper entusiasmado por esta oportunidad”, dijo Larreta y afirmó estar “orgullosísimo del equipo” de ministros, porque tiene “un muy buen equilibrio entre quienes tienen años de experiencia en el Gobierno de la Ciudad y quienes se suman ahora y aportarán nuevas miradas”.

El nuevo Jefe de Gobierno agradeció a su líder político Mauricio Macri, a los ministros salientes -que se encontraban en un atril más elevado del escenario de la Usina del Arte-, a sus amigos y familiares, y apenas si le dedicó una línea a quien fuera su contrincante en las PASO porteñas y futura vicepresidente de la Nación Gabriela Michetti, ausente en la ceremonia, quien “representa los valores del PRO”.

En un auditorio repleto, juraron los nuevos ministros porteños: Bruno Screnci en Gobierno; María Leticia Montiel en Legal y Técnica; Marcelo Nachón en la Secretaría de Medios; Fernando Straface en la Secretaría General, Martín Ocampo en Justicia y Seguridad; Martín Mura en Hacienda, Andrés Freire en Modernización, Guadalupe Tagliaferri en Desarrollo Urbano y Hábitat, y Franco Moccia en Desarrollo Urbano y Transporte.

También asumieron Eduardo Machiavelli al frente del ministerio de Ambiente y Espacio Público, Darío Lopérfido en Cultura, Soledad Acuña en Educación y Ana María Bou Pérez al frente de la cartera de Salud porteña.