Dentro de un trámite trabado y con muchas imprecisiones, Newell’s y Rosario Central igualaron 0 a 0 una nueva edición del clásico de Rosario, que tuvo al arquero local Alan Aguerre como figura.

Newell’s, acompañado por más de 40 mil personas, se fue desinflando después de un arranque de mayor intensidad y en el que exigió al arquero Jeremías Ledesma, que también respondió de buena manera.

El clásico de Rosario también tuvo polémica porque en el primer tiempo, el árbitro Diego Abal consideró que no hubo infracción de Fontanini sobre Fernando Zampedri dentro del área.

La «Lepra» estiró el invicto desde que Héctor Bidoglio asumió como entrenador -dos triunfos y tres empates consecutivos-, mientras que el «Canalla» -campeón de la Copa Argentina 2018- hace cuatro que no gana.