En Belo Horizonte, empató 1-1 y se clasificó a la siguiente instancia por primera vez desde 1988 y gracias al 1-0 de la ida. Tras el Mundial, el equipo de Bauza enfrentará a Bolívar o a Lanús.
Cuando el uruguayo Martín Vázquez dé el pitazo inicial, esta noche a las 22 en el estadio Mineirao, San Lorenzo buscará meterse en las semifinales de la Copa Libertadores por primera vez desde 1988, cuando los históricos Camboyanos llegaron a esa fase.

Edgardo Bauza pondrá en cancha nuevamente al equipo que sale ya de memoria, al haberse entrenado con normalidad Nacho Piatti en el reconocimiento al campo de juego. Los que no están seguros de cómo jugarán serán los brasileños, ya que el entrenador, Marcelo Oliveira, no está conforme con algunos rendimientos de sus hombres en los últimos partidos. Por caso, uno de sus hombres que más se había destacado en la Copa, Ricardo Goulart, podría dejar el equipo para que ingrese Willian. De ser así, Julio Baptista pasaría a jugar al mediocampo.

San Lorenzo ganó 1-0 en la ida en el Nuevo Gasómetro y, si marca al menos un gol, hasta una derrota por la mínima diferencia le permitirá pasar a las semifinales. Sólo habrá penales si Cruzeiro se impone por 1-0.