Huracán y San Lorenzo empataron este domingo por 1 a 1, con goles de Andrés Chávez para el “Globo” a los 43 del primer tiempo y de Nicolás Reniero para el “Ciclón”, a los 43 del complemento. Se enfrentaron en el clásico por la fecha 19 de la Superliga.

La primera chance clara fue para Huracán. Iban 9 minutos cuando Matheu burló la marca de Coloccini en un tiro libre y sacó un cabezazo a quemarropa que Navarro manoteó a puro reflejo. Dentro de un desarrollo con muchos cuidados de los dos lados, como es usual en este tipo de partidos, costaba imaginar cuándo iba a volver a aparecer una chance semejante.

Más allá de ese mejor comienzo del Globo, de a poco San Lorenzo empezó a hacer más parejo el trámite e inquietó con un par de pelotas paradas. Y a los 25 se dio la primera polémica, cuando un remate pegó en la mano de Araujo dentro del área y Echenique no sancionó el penal que reclamaba San Lorenzo.

Con el gol, Huracán adoptó una postura de espera que nunca alteró. Defendía con cuatro y hasta con cinco jugadores, para luego salir de contraataque con la explosión de Pussetto siempre como arma inquietante.

Sobre el final albergó la ilusión San Lorenzo de ir por más, pero Piris Da Motta vio la roja y en el último minuto Montenegro resolvió mal en un mano a mano contra Navarro. El 1-1 fue inamovible y, por como se dio el desarrollo, resultó el premio para un San Lorenzo que nunca dejó de buscar y un castigo para un Huracán que, de tanto cuidarse, resignó el ataque.