Foto: web

El contagio de coronavirus en las villas de la Ciudad de Buenos Aires fue empeorando con el correr de los días y los infectados con coronavirus se multiplicaron. Es por eso que San Lorenzo abrió las puertas de su estadio para que el Ministerio de Salud porteño arme un centro de testeos para realizarle a los vecinos de la 1-11-14.

Se montó en las entradas del club una base de operaciones para poder realizar los test a los vecinos del barrio que presenten síntomas o alguna relación con los casos confirmados. En el barrio Padre Ricciaderlli se detectaron 120 enfermos y 5 muertes.

El operativo sanitario se realiza en coordinación con las autoridades sanitarias del gobierno porteño y mañana tendrán la presencia del presidente de la institución, Marcelo Tinelli. El lugar asignado es debajo de la Platea Sur, donde hay un amplio espacio. Como primer paso se realizó una capacitación del ministerio a los trabajadores del Gobierno de la Ciudad, miembros de organizaciones sociales y promotores comunitarios.