Foto: ANSL

El gobernador Alberto Rodríguez Saá anunció durante el reporte diario que no se produjeron nuevos casos positivos de coronavirus, al tiempo que dio una serie de medidas que tomará la Provincia por la extensión del aislamiento social, preventivo y obligatorio.

El Comité de Crisis decidió, que San Luis seguirá con sus fronteras cerradas, aunque se podrá salir, pero las personas que regresen harán la cuarentena. El transporte de carga podrá cruzar la provincia, pero el que baje a cargar o descargar mercadería deberá cumplir con el aislamiento y el territorio puntano estará diferenciado, por zonas identificadas con colores, de acuerdo a la peligrosidad por casos.

A los fines prácticos se elaboró un mapa donde se individualiza cada una de ellas dándole un número y un color para determinar su grado de peligrosidad.

A nivel sanitario, los colores establecidos son, rojo, que representa peligro máximo; naranja, peligro alto; amarillo, peligro moderado; verde, peligro bajo, y azul, peligro mínimo. En esos momentos en San Luis no existe ninguna zona de tipo verde o azul.

Se determinaron tres zonas rojas, que incluyen a las localidades de San Luis, La Punta, El Volcán, Juana Koslay, Potrero de Los Funes, Villa Mercedes, Lavaisse, Juan Jorba, Fraga, el departamento Junín en su totalidad y Cortaderas.

El resto de las localidades están incluidas en las zonas naranja, mientras que el color amarillo lo integran los parajes y zonas rurales.