Foto: web

Ante la decisión del Gobierno nacional de abrir indiscriminadamente la importación de carne porcina desde ese país, San Luis responde con un decreto que prohíbe el ingreso de productos, subproductos y derivados provenientes de Estados Unidos. El objetivo es proteger la producción local del síndrome Disgenésico y Respiratorio Porcino, que trae consigo importantes pérdidas económicas.

La norma pone especial énfasis en los Estados Unidos porque ese país no logra erradicar esta enfermedad (comúnmente conocida como PRRS, por su sigla en inglés), de la que Argentina está declarada como libre. El decreto provincial Nº 3552-MMACyP-2018 agrega que San Luis tampoco permitirá la circulación de carne que pueda contener cualquier enfermedad considerada exótica dentro del territorio nacional.

San Luis es la segunda Provincia que reacciona contra la importación de cerdos desde Estados Unidos. La Pampa también declaró de interés provincial su producción y comercialización para preservar el estatus sanitario, mientras que Santa Cruz trabaja en un ante proyecto de ley en el mismo sentido.