Así lo solicitaron los fiscales de la causa. El hombre, de 34 años, fue imputado por homicidio calificado agravado por alevosía, ensañamiento y violencia de género, amenazas calificadas y atentado contra la autoridad.

Los tres fiscales que intervienen en la causa por el crimen de la maestra Vanesa Soledad Castillo, el pasado viernes en la salida de la escuela en Santa Fe, pidieron que el único imputado, Juan Ramón Cano, sea condenado a prisión perpetua.

Cano, de 34 años, es acusado de homicidio calificado agravado por alevosía, ensañamiento y violencia de género, amenazas calificadas y atentado contra la autoridad.

El pasado viernes 15 de febrero, el hombre le habría dado diez puñaladas a la maestra hasta terminar con su vida. La mujer había sido atacada cuando salía de la escuela en localidad de Santa Rosa de Calchines, donde vivía con su hija de 11 años. La policía detuvo a Cano horas después en la casa de su mamá, ubicada a una cuadra y media del lugar del homicidio.