La avioneta era piloteada por un instructor de vuelo y cayó detrás del Aeródromo de General Villegas. Sus dos tripulantes sufrieron severas quemaduras por lo que tuvieron que ser trasladados de urgencia a un hospital local.

Según se detalló, uno de los heridos de apellido Irastorza tiene quemaduras en el 90% de su cuerpo, con la zona respiratoria muy comprometida.

En tanto que otra de las víctimas, quien fue identificado como Matías López, sufrió heridas en el 20% de su cuerpo, detalló el Doctor Pablo Peralta, Director del Hospital Municipal de Villegas.

Según precisó en declaraciones al canal TN, “ambos tienen quemaduras en la cara y la vía aérea por lo cual su estado es delicado y condiciona su evolución marcadamente”.

Dijo que “en principio lo más urgente es estabilizarlos a los dos, y que logren una buena oxigenación para su posterior traslado a un centro especializado en el tema”, y aclaró que “ambos están graves”.

De acuerdo a las primeras informaciones brindadas al respecto, Irastorza es un instructor de vuelo oriundo de General Pico, en tanto que López, oriundo de General Villegas, se encontraba tomando clases de vuelo.