Susana Trimarco. Foto: archivo.

Hace 16 años, en el interior de Tucumán, María de los Ángeles Verón salía de su casa para ir a una consulta médica y jamás volvió. La investigación del que luego se llamó Caso Marita Verón arrojó que se trató de un secuestro con fines de trata de personas para la prostitución, identificando a varios sospechosos. La mayor parte de los imputados estaban ligados al poder político de Tucumán. Dicha acusación está basada íntegramente en pruebas de testigos.

La causa llegó a la etapa del juicio oral a comienzos de 2012, dictándose sentencia absolutoria para todos los acusados en diciembre de ese año. Pero más tarde, y luego de recibir severas críticas desde diversos ámbitos, la causa llegó a la Corte Suprema de Justicia de Tucumán. El órgano judicial revocó el fallo absolutorio en diciembre de 2013 y condenó a todos los imputados.

La madre de Marita, Susana Trimarco, logró que el caso se convirtiera en un emblema y permitió realizar un mapa de la trata de personas. En 2007 Trimarco impulsó la Fundación María de los Ángeles que brinda asistencia integral y gratuita a familiares y víctimas de la trata de personas y que ha logrado liberar a varios miles de mujeres.