En el paraje San Isidro, un poblado perteneciente al Municipio de Villa Praga, entre San Martín y Concarán, hasta allí fue el gobernador para cumplir el sueño de la vivienda propia a dos nuevos beneficiarios: Evilde Alfaro y Miguel Velázquez.

En el acto también estuvieron la secretaria de Vivienda, Ángela Gatto; los senadores provinciales por San Martín, Carmelo Mirábile y Pablo Garro; intendentes de localidades cercanas, funcionarios gubernamentales, vecinos y familiares.

Alberto entregó las llaves de los nuevos hogares a Evilde y Miguel, y les abrió la puerta para comenzar una nueva vida. Luego, el mandatario junto a los nuevos propietarios recorrieron ambas viviendas, que cuentan con comedor, cocina, dos dormitorios y un baño.

“Entregamos dos viviendas que eran una deuda que teníamos en el tema de los inundados del 2015”, comentó Rodríguez Saá.

Asimismo, el mandatario explicó que realizó el acto en San Isidro “porque quiero en esta Navidad ‘prender la luz’ en los parajes puntanos, porque si nosotros nos acordamos de los más humildes y olvidados, todos vivimos mejor”, y enfatizó que “los problemas de los más humildes, los solucionamos”.