Una mujer de Swansea, en el Reino Unido, perdió la tenencia de su hijo de 18 meses por dejarlo solo en su departamento durante 15 horas, mientras ella estaba de fiesta con sus amigos y su ex.

El caso salió a la luz en abril del año pasado porque la madre tenía una cita con los asistentes sociales de su caso pero al no presentarse la fueron a buscar a su casa, informó el sitio Wales Online.

Al llegar al domicilio, los asistentes sociales encontraron al bebé de 18 meses dormido en su cuna, cubierto de su propia mugre y con la piel lastimada por la falta de higiene.

La madre había salido con su ex pareja, padre del bebé, y con un grupo de amigos para festejar una ocasión especial “tal como quedó en evidencia por una torta personalizada”, explicó Catherine Richards, la fiscal de la causa.

Además de romper la regla, la acusada tuvo un accidente de auto con el padre de su hijo y le mintió a la policía sobre quién era y dónde vivía, lo que dilató aún más la llegada de los asistentes sociales a donde se encontraba el bebé.

Además de perder la tenencia de su hijo, la mujer fue condenada a un año de prisión en suspenso por dos años y tendrá que completar un programa de rehabilitación de 25 días.