Es el sector más afectado desde la asunción del gobierno de Mauricio Macri. Se vendió entre un 12 y un 15 por ciento menos que en 2017.

Por la caída en las ventas, la baja o nula financiación con altas tasas de interés, el aumento de las importaciones, la suba en las tarifas y el incremento de los costos el rubro indumentaria es el sector con resultados más negativos desde 2016.

Así lo aseguró Claudio Drescher, presidente de la Cámara Industrial Argentina de la Indumentaria y socio de la firma Jazmín Chebar. “Las estadísticas de venta están marcando que el rubro indumentaria se encuentra en una situación compleja. Desde 2016 en adelante es el sector que ha tenido los resultados más negativos. Hace dos años y medio que el INDEC marca que éste es el sector productivo de la Argentina que ha decrecido en forma constante durante dos años y medio. Específicamente, en este año, lo que está sucediendo es una acentuación de la caída de ventas de unidades”, detalló.