Foto: archivo

El Programa Medicina del Interior viajará por la provincia y recorrerá cada una de las escuelas primarias y secundarias con un equipo oftalmológico a bordo de un tráiler sanitario equipado con la complejidad necesaria para los diagnósticos.

Los profesionales examinarán a los estudiantes con un autorefractómetro para realizar pruebas de daltonismo, estrabismo o alteraciones en general. Cumplido el diagnóstico y de acuerdo al resultado, se probarán los lentes que correspondan y se hará una prueba de visión a través de un proyector digital para comprobar que el aumento sea el indicado.

La jefa del Programa Medicina del Interior, Carina Perreti, explicó que los diagnósticos son gratuitos y que, en caso de ser necesario el uso de lentes, los mismos se entregarán entre cinco y siete días después de las pruebas sin costo alguno. Cabe mencionar que los chicos podrán elegir el modelo estético que más le guste, esto con el fin de que el tratamiento no se interrumpa ya que, a partir de estadísticas que maneja el Ministerio de Salud, cuando los pacientes utilizan modelos que no les gustan, abandonan el tratamiento.