La acción tiene como fin prevenir inconvenientes y optimizar la funcionalidad de los espejos de agua artificiales. El titular de la sociedad estatal aseguró que las presas de la provincia están en excelentes condiciones estructurales.

San Luis Agua presentó a la prensa, este jueves por la mañana, el Plan de Acción Durante Emergencia (PADE), protocolo mediante el cual se optimizará la seguridad y funcionalidad del sistema de diques existentes en la provincia de San Luis.

La ponencia se llevó a cabo en el despacho del presidente de la citada sociedad del Estado, Facundo Domínguez, quien a modo de introducción destacó que el plan de marras “es una acción preventiva encomendada por el gobernador Alberto Rodríguez Saá, para estar preparados e identificar condiciones de emergencia potencial de una presa, especificando las medidas que deben seguirse para minimizar daños y consecuencias”.

Asimismo, el funcionario recalcó de modo concluyente que no existen diques en la provincia que acusen problemas estructurales ni de funcionamiento, como respuesta a rumores que indicaban lo contrario, “los cuales han sido vertidos sin fundamento alguno, con total irresponsabilidad y posiblemente hechos con malicia”.

El plan de marras “es una acción preventiva encomendada por el gobernador Alberto Rodríguez Saá, y así identificar condiciones de emergencia potencial". El plan de marras “es una acción preventiva encomendada por el gobernador Alberto Rodríguez Saá, y así identificar condiciones de emergencia potencial”.

La ingeniera Cecilia Vallejo, que diseñó el PADE, se explayó sobre dicho documento, uno de cuyos ejes fundamentales hace alusión a la comunicación entre los actores principales en cuanto al cuidado de las presas, entre quienes se encuentran San Luis Solidario (Ministerio de Seguridad), Defensa Civil, la Municipalidad en cuyo ejido se encuentre la represa, el cuerpo de guardadiques y los operadores de los diques, los que interactúan de manera directa con San Luis Agua.

La especialista dio una pormenorizada explicación sobre el funcionamiento de un dique, la tarea puntual de cada uno de los trabajadores, la distribución de responsabilidades, también se refirió a mitos (algunos de los cuales derivan en conclusiones alarmantes, pero sin fundamentos), a la importancia del control de las cotas y otros aspectos, cuya sumatoria redundan en la prevención de accidentes y catástrofes, como también a un mayor y mejor cuidado del vital elemento.

De la reunión con los medios de prensa participó también el gerente general de San Luis Agua, Marcelo Debandi.