El intendente de la villa turística Javier Belloni informó del fenómeno natural, mientras que el titular de Parques Nacionales en el lugar, Germán Solveira, confirmaba la información con una foto a los medios locales.

Un grupo de turistas orientales pudo observar el momento a distancia, cuando se disponían a regresar, mientras la guía Mariela Veritier produjo el único video del fenómeno natural.

«Es una época inusual porque siempre se da hacia el final del verano, en febrero o marzo», comentaron conocedores del lugar; sin perder de vista que «las dos últimas veces rompió cada dos años cuando antes lo hacía cada cuatro o más».

En marzo de 2018, en la última ruptura que se produjo de noche y sin testigos, cayó el techo del túnel formado por la presión del brazo sur del lago Argentino y ese fenómeno comenzó a repetirse hace cinco semanas hasta el desmoronamiento de hoy que libera el canal de los témpanos y lleva hielo y rocas hacia el mencionado lago y luego al río Santa Cruz.

La presencia de turistas nacionales y extranjeros en el Parque Nacional Los Glaciares es una constante en aumento debido a la majestuosidad y belleza del lugar que constituye una de las más grandes reservas de agua de la humanidad. «Este año no fue tan rotundo; pero igual emociona», expresó al respecto un antiguo poblador. (Télam)