El nombre de Joshua James Corbett no le resultará jamás indiferente a la actriz Sandra Bullock. Principalmente porque es la persona que en 2014 se metió en la casa de la intérprete sin invitación alguna. De hecho Corbett se coló por la terraza después de haber hecho muchísimas llamadas para hablar con ella, y es que el joven perturbado tenía una obsesión que no podía manejar.

La suerte quiso que aquella noche en la que Corbett cruzó todos los límites, la actriz alcanzara a verlo mientras se metía en su habitación, lo que le dio tiempo a encerrarse en un armario y llamar a la policía.

En el juicio contra Corbett se dio a conocer la llamada de Bullock en la que se puede escuchar el terror que experimentó. “Estoy en el armario. Tengo una puerta de seguridad. Ahora estoy encerrada en el armario”, relataba la mujer.

Ahora la pesadilla de Bullock se quitó la vida tras un enfrentamiento con la Policía de Los Angeles. El hombre de 42 años estaba atrincherado en su casa de La Crescenta (California) desde hacía varias horas, según informaron medios estadounidenses.