El presidente de Chile, Sebastián Piñera, aseguró hoy que «lo peor de la crisis ya pasó» luego de 70 días de protestas en aquel país contra su Gobierno, mientras que reconoció que «en algunos casos los derechos humanos no fueron respetados» por las fuerzas de seguridad durante las manifestaciones.

A su vez, anticipó que en los próximos días dará tres anuncios: la reforma de pensiones, la de salud y la convocatoria a construir una «hoja de ruta» para definir en un gran acuerdo transversal el futuro de los años siguientes.

«Antes del 18 de octubre teníamos un programa de Gobierno que era básicamente que Chile lograra un desarrollo y un progreso integral, no sólo económico, también en el campo de los valores, de la cultura. Después de ese día, los principios y los valores no han cambiado, pero Chile cambió, los chilenos cambiamos, el Gobierno cambió y este presidente también», afirmó Piñera en una entrevista con el diario «La Tercera».