Foto: El Diario de la República

El procedimiento duró más de 3 horas y está vinculado a una acusación por falsificación de firma.  La Justicia secuestró documentos que podrían convertirse en pruebas contundentes de un caso de corrupción denunciado por dos ex trabajadores de la Comuna capitalina en abril. Dos oficiales de Justicia, acompañados por policías, se llevaron un expediente relacionado a la construcción de 50 casas del barrio Néstor Kirchner, en el sur de la capital puntana.

La medida fue adoptada por la jueza de Instrucción Penal Nº3, Virginia Palacios, quien requirió la documentación para preservarla como posible elemento de prueba sobre la denuncia que radicaron los ex inspectores de obra municipales, José Martínez y Rodolfo Irusta. El abogado que patrocina a ambos trabajadores es Adolfo Vergés, quién acompañó el procedimiento desarrollado ayer en el edificio de San Martín y Belgrano.

Precisamente Vergés fue quien solicitó ante Palacios, como medida cautelar, la preservación del expediente, ya que la denuncia de Martínez apunta a una falsificación de su firma en una certificación de obra por $4 millones que alguien cobró. Según la demanda del ex inspector, las personas que cobraron ese dinero serían funcionarios municipales y un grupo de empresarios foráneos.