Las leves bajas responden a la caída del precio del crudo internacional y a la estabilidad cambiaria de las últimas semanas.

La petrolera Raízen Argentina, que opera la marca Shell en el país, aplica desde este martes a la medianoche una rebaja de hasta 3,8% en sus combustibles, y es la segunda consecutiva que decide en menos de 30 días.

De esta manera Raizen, que representa el 20% del mercado minorista, se suma a la rebaja que ya aplicó YPF en sus precios al público, por la cual redujo los valores de las naftas en hasta 1,5% pero aumentó 3% los precios promedios del gasoil.

La operadora de la marca Shell en el país informó que los nuevos precios de referencia en la ciudad de Buenos Aires, a partir de la 0 de este martes, serán para la Fórmula Shell Súper $37,990 (-2,5%); y para la Shell V Power Nafta o Premium 43,990 (-3,8%).

En el caso de los productos diesel, los precios de la marca angloholandesa pasarán a ser para Shell Fórmula Diesel 500 de $35,980 (+0,8%), y para la Shell V-Power Diesel de $41,980 (+1,7%).