El entrenador argentino Diego Pablo Simeone logró hoy con su Atlético de Madrid vencer por primera vez al Barcelona en una competencia local, al superarlo por 3-2 en una infartante semifinal de la Supercopa de España.

Tras un primer tiempo parejo pero sin goles, Atlético de Madrid se puso en ventaja a los 20 segundos de la segunda mitad, a través de Koke. Sin embargo, enseguida apareció Messi, que se metió en el área luego de trabar con dos rivales y definió de derecha al primer palo de Jan Oblak.

Pocos minutos más tarde, el astro argentino marcó el 2-1, pero el VAR lo anuló por una supuesta mano previa, que luego llegó gracias a un cabezazo de Antoine Griezmann.

La tecnología volvió a ser importante cuando otra vez le negó un gol a Barcelona, de Gerard Piqué, por un offside milimétrico de Arturo Vidal, que hubiese sido el 3-1. Y en los últimos diez minutos, primero Álvaro Morata transformó un penal en el empate y luego «Angelito» Correa se lanzó en contragolpe para sellar la remontada del «Aleti».