En medio de la conmoción por la muerte del juez federal Claudio Bonadio, la Casa Rosada prefirió el silencio sobre la noticia y los principales funcionarios del Poder Ejecutivo evitaron pronunciarse al respecto, mientras el presidente Alberto Fernández se encuentra en plena gira por Europa.

«Sin comentarios», fue la respuesta unánime de los colaboradores del mandatario que recorren a diario el edificio de Balcarce 50.

Ante un ambiente político dividido entre los que criticaban la labor de Bonadio y los que reclamaban que continuaran las causas por supuestos hechos de corrupción, los principales funcionarios nacionales prefirieron no expresarse al respecto hasta al momento.

El deceso del magistrado federal se produjo a las 3:20 de este martes en su casa de la calle Naón, en el barrio porteño de Belgrano, según confirmaron a NA fuentes judiciales.