Cientos de habitantes de la ciudad chilena de Arica, ubicada cerca de la frontera con Perú, debieron abandonar sus casas este viernes debido a una alerta de tsunami tras un sismo de 7 grados Richter que sacudió al país vecino, según informaron fuentes oficiales.

La sacudida telúrica (segunda más fuerte del año) ocurrió a las 5:50 de la Argentina y fue percibida con alta intensidad y duración superior a un minuto en las regiones chilenas de Arica y Parinacota, Tarapacá y Antofagasta.

El Servicio Sismológico de la Universidad de Chile determinó que el epicentro del temblor estuvo a 223 kilómetros al noreste de la ciudad peruana de Arequipa y su hipocentro se situó a 260 kilómetros de profundidad.

En lo que va de 2019, este sismo queda por debajo del ocurrido el 5 de enero en la región amazónica de Ucayali, que fue de 7,2.

En Arica, ciudad costera de unos 220.000 habitantes, las sirenas emitieron alerta de tsunami y cientos de personas abandonaron sus viviendas y se dirigieron a las áreas de seguridad predeterminadas.