Foto: web

Los choferes de la empresa Sol Bus se declararon en asamblea y, por siete días, por la falta del pago de los sueldos de octubre, lo que implica reuniones de trabajadores en las cabeceras de línea y la consecuente baja en la frecuencia de las unidades que circulan por la ciudad. De no resolverse el conflicto, los choferes harían un paro total el viernes próximo.

La información fue confirmada por Eduardo Eagney, delegado de la UTA y chófer de Sol Bus. También aclaró que el Programa Relaciones Laborales del Gobierno provincial ya fue advertido mediante una presentación sobre el inminente paro total del próximo 16 de noviembre.