Al menos once personas murieron y otras cinco permanecen desaparecidas en España como consecuencia del temporal «Gloria», que causó graves destrozos por los fuertes vientos, lluvias y nieve que afectan a varias regiones del país desde el pasado domingo.

En las últimas horas, agentes de la Policía hallaron el cuerpo de una mujer en una playa de Barcelona y buscan determinar si su muerte estuvo relacionada con la tormenta, por lo que podría aumentar el número de víctimas.

Cataluña, Girona, Valencia y las islas Baleares están entre las áreas más afectadas por el fenómeno, que incluyó olas que superaron los diez metros, mientras que los vientos alcanzaron los 100 kilómetros por hora.

El presidente español, Pedro Sánchez, anunció que activará «inmediatamente» los mecanismos para conceder ayudas de urgencia a los damnificados por el temporal.