Además del Gobernador y de un niño de cuatro años, están afectados un custodio de Alberto Rodríguez Saá y su secretaria, según dijo el ministro de Salud, Marcelo Riera. Llamaron a la comunidad a tomar conciencia sobre la prevención y la necesidad de vacunarse.

Por el momento, son cuatros las personas afectadas por la gripe A en la provincia de San Luis. Al caso del Gobernador, que se dio a conocer el domingo,  y al de un niño de cuatro años, que se encuentra en estado crítico, se le suman el de un custodio de Alberto Rodríguez Saá y su secretaria, según dijo el ministro de Salud, Marcelo Riera.

La evolución del primer mandatario es favorable, pero continuará aislado y en reposo por al menos siete días más hasta completar su total recuperación.

El custodia de Alberto rodríguez Saá y su secretaria, que viajaron junto al Gobernador a Córdoba, donde podrían haber contraído la enfermedad, están aislados, en sus propios domicilios y con medicación.

Respecto al menor, durante las últimas horas presentó una leve mejoría. Pero sigue en terapia intensiva con asistencia respiratoria mecánica, en el hospital de San Luis. Es asmático, lo que complica su estado, al ser considerado un factor de riesgo.

Riera llamó a la comunidad a tomar conciencia sobre la prevención y la necesidad de vacunarse, principalmente a las embarazadas, menores de 2 años, mayores de 65 años y personas con asma, EPOC, esclerosis múltiple, obesidad, entre otras enfermedades, que se vacunen, ya que todas las unidades de salud tienen las dosis.

Las dosis están disponibles en todos los centros de salud, gratis para los que integran los denominados “grupos de riesgo”, y con un costo que se aproxima a los 200 pesos, para el resto de los vecinos.

Alertada por una situación que promete ser parecida a la del 2009, la Provincia ya puso en alerta a todo el sistema sanitario para que ni bien reciban pacientes que síntomas clásicos de la gripe, los pongan bajo la lupa.

Si bien este año el virus se adelantó unas ocho semanas respecto a su aparición en el 2015, ya murieron más de 25 personas y advierten que la cifra puede ser mayor ya que el último reporte tiene 21 días de retraso, la Nación insiste que no hay una epidemia de gripe A y que la situación no es comparable a la del 2009.

Del otro lado, Riera dijo todo lo contrario. Avisó que el panorama será similar a la pandemia de hace siete años.

“La enfermedad está circulando y avanzando. De hecho ya habíamos adelantado en el Consejo Provincial de Salud que el escenario va a ser muy parecido al del 2009 por cómo se está comportando en el país. Entonces, frente a esto, ya le avisamos a todo el sistema sanitario”, dijo el ministro de Salud de San Luis.