Llega el frío y vivir en una plaza o en cualquier calle es muy duro. Mucho más duro que cuando la temperatura es cálida. Con el frío el hambre aumenta, el cuerpo pide calorías y la intemperie es un enemigo difícil de vencer si no se tiene recursos. Un joven platense se toma en serio el concepto de solidaridad a través de un gesto que se torna inmenso para aquellos que tienen que calentar la barriga.

El comercio “Entre panes”, ubicado en la calle 58 entre 8 y diagonal 73, en La Plata, regala sopa a quienes más lo necesitan. Así de simple y concreto, este lugar se convierte en un oasis para quienes están en situación de calle.

“Contra el frío, pase y pida una sopa”, dice el cartel de la puerta del negocio. Su dueño contó que “siempre tuve la idea de dar comida al que no puede comprarla y también al que puede y la necesita y tiene frío”. Y agregó que “la sopa es algo que a mi no me genera tanto gasto y es algo que con poco puedo ayudar y reconforta”.

Un ejemplo para imitar.Cuanto antes.