Policías de la Brigada Ecológica, dependiente del Cuerpo Vial 5 de la Policía Caminera, sorprendieron a un cazador furtivo de 66 años, oriundo de la provincia de Mendoza.

 

El cazador circulaba en una Ford Ecosport gris donde transportaba una carabina calibre 22 con proyectiles, una escopeta calibre 16 con municiones, un cuchillo de caza, un reflector y una liebre criolla cazada.

El procedimiento se hizo a la altura del Km 310 de la Ruta Nacional 20 en el paraje Pampa Grande.