La casa de subastas Alexander Historical Auctions, del estado de Maryland (EE.UU.), subastó en 11.520 dólares una sorprendente fotografía en la que Adolf Hitler aparece sonriendo y abrazando a una niña judía.

La imagen fue tomada por el fotógrafo oficial de Hitler, Heinrich Hoffmann y está firmada personalmente por el propio ‘fuhrer’: “La querida y [¿considerada?] Rosa Nienau, Adolf Hitler, Munich, 16 de junio de 1933”, se lee en la foto escrito con tinta azul oscuro.

La escena tuvo lugar el 20 de abril de 1933 en Berghof, donde los dos celebraron su cumpleaños común, pero fue firmada semanas más tarde. En los años 30, Hitler fue a menudo fotografiado con niños con fines propagandísticos, aunque en este caso parece que le unía a la niña una afinidad genuina, según el subastador, Bill Panagopulos.

Ese mismo año Hitler fue nombrado canciller de Alemania y consolidó su posición como ‘fuhrer’ el año siguiente, en 1934. Dos años después se aprobaron las leyes raciales y antisemitas de Nuremberg que discriminaban a los judíos y marcaron el punto de partida de la persecución de la comunidad judía en Alemania.