Un elefante bebé albino bautizado Khanyisa fue hallado enredado y herido en una trampa dentro de la reservar del Parque Nacional Kruger, en Sudáfrica.

El animal fue rescatado por Hoedspruit Elphant Rehabilitation and Development, un orfanato de elefantes. Luego de la dramática situación, las autoridades explicaron que el animal se halla muy malherido con un corte que iba desde las orejas hasta la boca del espécimen.

Además, aclararon que el elefante permaneció atrapado durante cuatro días en la trampa que se había envuelto alrededor de sus mejillas.

También explicaron que las heridas eran tan graves que los gusanos comenzaban a comer la carne del animal herido.

Actualmente, Khanyisa se recupera favorablemente en su nuevo hogar. «Sabíamos que teníamos que ayudarla, protegerla y darle un lugar seguro para que nunca más tuviera que soportar un trauma similar», expresó Sue Howells en declaraciones a medios locales.