Marcellus Williams, condenado a muerte en el estado de Missouri, sostiene su inocencia. Su ejecución estaba programa para este martes. Sin embargo, su defensa pidió a la Corte Suprema de Estados Unidos un indulto de último minuto, afirmando que una nueva evidencia de ADN lo exonera de un asesinato cometido en 1998.

El pedido fue otorgado por el gobernador de ese estado, Eric Greitens, quien a último momento ordenó detener la ejecución, que estaba prevista para las 6, hora local (23 GMT), por medio de una inyección letal.

El reo fue condenado por acuchillar a una mujer más de 40 veces durante un robo a la vivienda de la víctima, en ese estado.

Su defensa asegura que una nueva prueba hecha al cuchillo usado para cometer el asesinato encontró ADN de otra persona en el arma pero no de Williams. Las pruebas de ADN no estaban disponibles en la época del juicio.