El joven pianista, de sólo 17 años, es oriundo de Quines. Anhela participar del certamen internacional “Iguazú en Concierto” representando a la provincia y al país, para eso necesita el apoyo de todos mediante la votación online. Conocelo en esta nota y enterate cómo ayudarlo.

Tahiel Lucero tiene cara de niño pero un talento comparable a los grandes concertistas. Toca el piano desde los 4 años y actualmente con 17 está pronto a recibirse de licenciado. Cursa el último año del secundario en el Instituto “San José” de Quines y le gusta practicar fútbol y básquet. También es profesor de danzas folclóricas pero sin duda su gran pasión es la música.

“Vengo de una familia de músicos y ellos son mi apoyo, me enteré del certamen hace dos años pero recién éste me animé a participar”, explicó Tahiel. Su padre y sus cuatro hermanas también son intérpretes de piano.

Espera obtener los votos necesarios para quedar en los primeros lugares y así poder participar del certamen: “Quiero ganar para poder representar a mi provincia”, agregó.

Actualmente se encuentra en cuarto lugar entre los postulantes de su categoría. Para avanzar necesita el voto de todos. Hasta el 31 de marzo hay tiempo de votar y respaldarlo en su sueño. Hay dos formas de hacerlo:

Entrar al link que muestra el video de la interpretación de Tahiel y la opción de votar. La otra posibilidad es buscarlo por Facebook e ingresar posteriormente a la publicación “Ayuda a Tahiel”.

Acerca del certamen

“Iguazú en Concierto” es un megafestival de música que cada año reúne a cientos de niños y jóvenes de todo el mundo en el escenario natural más maravilloso: las Cataratas del Iguazú. En la oportunidad, se realizará del 24 al 28 de mayo. A lo largo de sus ediciones, ha unido a más de 4 mil niños de países, como Argentina, Brasil, México, Estados Unidos, Italia, Francia, Alemania, Sudáfrica, China, Rusia, Australia, Singapur, Trinidad y Tobago, Corea, Israel, Indonesia, Zimbabue, Afganistán, entre tantos otros.

Dura cinco días se suceden conciertos individuales interpretados por orquestas, coros y solistas que presentan sus repertorios, con piezas musicales que van desde los clásicos, hasta los más representativos de sus culturas. El festival culmina con un gran concierto dentro del Parque Nacional Iguazú, con las cataratas de fondo. El espectáculo tiene una duración de 2 horas, con los 700 niños en escena, preparados por los directores y profesores más destacados de la Argentina y de Latinoamérica. Más de 25 mil espectadores han presenciado este evento durante los últimos 5 años y millones de personas en todo el mundo lo han seguido en vivo por televisión, radio y a través de las redes sociales, creando una comunidad de seguidores fieles y súper activos. Además de la prensa argentina, cientos de revistas y diarios replicaron las noticias del festival en países como Rusia, China y Singapur, entre otros.