El Obelisco mide 68 metros. Casi 20 metros más tiene el salame más largo del mundo que este sábado en el Festival de la Sierra elaboraron en la ciudad bonaerense de Tandil. Con exactos 87,65 metros de longitud, el embutido que caracteriza a esa localidad entró en el libro Guinness de los récords.

Asentado sobre 13 paneles, la presentación fue en forma vertical. De la medición se hizo cargo el chef invitado, Juan Bracelli. La escribana Marcela Lorea rubricó que a las 23:03 que el salame superó los 53,4 y ya era el más largo del planeta. No fue todo: 87,56 metros fue el total que se inscribió como plusmarca.

El primer metro que fue brindado a la Peña El Cielito. Los siguientes diez fueron donados al Banco de Alimentos para que los entreguen en un sorteo. Otros tantos metros se destinaron a la Asociación de Hoteles y Afines de Tandil para que los reparta entre los restaurantes locales.