El veterano opositor malayo Mahathir Mohamad, de 92 años, fue investido como primer ministro tras su inesperada victoria electoral, con lo que pasó a ser el jefe de gobierno más anciano del mundo.

Ataviado con la túnica tradicional de los musulmanes en Malasia, Mahathir prestó juramento en el Palacio Nacional ante el rey.

Mahathir Mohamad, quien fue primer ministro de 1981 a 2003, venció en las legislativas quince años después de haber abandonado el poder.