Una mujer de 54 años identificada como Gladys Beatriz Moledo fue asesinada mientras cuidaba a su nieto de 2 años. La mujer fue encontrada muerta en la vivienda por los vecinos que escucharon los llantos del bebé. Hay cinco personas detenidas entre las que está su hijatras con quien tiene una muy mala relación.

El hecho ocurrió en la ciudad fuegina de Río Grande donde la mujer recibió varias heridas cortantes en el cuerpo, dos de ellas en la zona del cuello.

La investigación derivo en la posterior detención de la hijastra de la víctima, Oriana González. La joven de 18 años, madre del niño hallado en la escena del crimen, mantenía una “relación conflictiva” con Moledo, pese a que esta era quien se encargaba de la crianza del menor.

Los primeros estudios forenses arrojaron que la mujer murió producto de dos lesiones letales en la zona del cuello, pero que además presentaba otras tres heridas cortantes, presumiblemente realizadas con un cuchillo.

El homicidio dio lugar a la apertura de una causa penal que se encuentra a cargo del juez de instrucción 1 de Río Grande, Daniel César Hernández, quien estuvo en la vivienda.

Por su parte, el niño, que no tenía lesiones, fue entregado en custodia a familiares de la mujer asesinada.

En la tarde noche del martes, los investigadores llevaron adelante distintos procedimientos que concluyeron con cuatro detenciones que se sumaron a la de González. Hasta el momento solo trascendió que los detenidos son tres hombres y dos mujeres en total, vinculados al crimen y encubrimiento inicial del mismo a partir del ocultamiento de prueba.

A la detenida inicial, se sumó ahora una pareja y su hijo de 17 años, a los cuales se considera como partícipes del hecho, y finalmente un hombre que hace una semana llegó a la provincia oriundo de la provincia de Chubut.