Los mexicanos ganaron 3-1 como local y revirtieron el 2-1 que habían conseguido los brasileños en la ida. El miércoles será la primera final en Monterrey; la revancha, el 5 de agosto en el Monumental. Con este resultado, River se clasificó al Mundial de Clubes.

Tigres llegaba a la revancha en México con la misión de dar vuelta el 2-1 que había conseguido el Inter en Brasil. Y salvo por los primeros 15 minutos en los que el equipo de Andrés D’Alessandro manejó la pelota y se acercó al arco del Patón nahuel Guzmán, los mexicanos dominaron el juego, generaron peligro, golpearon en los momentos justos y se dieron vuelta la serie para ser, con justicia, los rivales de River en la final de la Copa Libertadores.

El partido de ida se jugará el próximo miércoles en Monterrey y la revancha será el 5 de agosto en el Monumental.

El francés André Gignac con un buen cabezazo en el segundo palo abrió la cuenta a los 18 minutos del primer tiempo, cuando Inter era superior. Desde ese momento, todo fue de Tigres. Y encima recibió un increíble obsequio para ponerse 2-0.

Tras un centro cruzado desde la izquierda que iba sin peligro a la puerta del área, el lateral izquierdo Jeferson cerró con la pierna izquierda, en lugar de rechazar con la derecha, de frente a la jugada, y terminó mandando la pelota a la red, por encima de su arquero Alisson.

En la segunda etapa, el trámite siguió siendo todo para el local. A los 6 minutos, Rafael Sóbis desperdició su chance desde los doce pasos y el arquero brasileño le tapó el penal suave sobre su izquierda. Pero enseguida llegó el tercero para liquidar la historia: Arévalo Ríos coronó en el corazón del área, de cabeza, una buena jugada por derecha.

En el final un gol fuera de contexto de Lisandro López, a dos minutos del cierre, generó suspenso en la serie ya que si los visitantes hacían un gol más se clasficaban por mayor cantidad de goles como visitante. Pero no hubo tiempo

El 3-1 fue el premio al equipo que más hizo en la serie. Porque los brasileños solo dominaron en los primeros tramos del choque de ida (se pusieron 2-0 en 10 minutos) y en el arranque de la revancha. Tigres demostró estar más sólido y ahora definirá con River al nuevo campeón de la Copa Libertadores.