Las autoridades advirtieron a los vecinos de la zona para que no salgan de sus viviendas y cierren puertas y ventanas. El sospechoso sigue prófugo.

“Armado y peligroso”, así describió la Policía de Michigan al sospechoso del tiroteo en la Universidad de Michigan.

El atacante, afroamericano, de unos 19 años, tenía unos jeans amarillos mostaza y una campera azul con capucha. Las autoridades aconsejaron a los vecinos que no salgan de sus casas y permanezcan con las ventanas y puertas cerradas.