Al menos cinco muertos y 21 personas resultaron heridas en las localidades de Midland y Odessa, en el estado de Texas, por los disparos recibidos desde dos vehículos. Según informó la policía, un sospechoso fue detenido.

Desde su auto, un atacante disparó con un rifle contra un policía estatal en la localidad de Odessa y luego abrió fuego contra civiles al azar.

“Creemos que hay dos tiradores en dos vehículos distintos”, indicó un portavoz oficial que aportó datos sobre los cautos involucrados. “Por favor, manténganse alejados de estas zonas y permanezcan en sus casas”, solicitó.