Desde el domingo 1 de abril, todos los comercios deberán contar con el sistema POS para facturar sus operaciones con tarjeta de débito. Así aparece detallado en el cronograma de la resolución general 3997-E de la Administral de Ingresos Públicos (AFIP).

De acuerdo al cronograma, la obligatoriedad del sistema POS empezó en abril de 2017 para comercios, mayoristas o minoristas, hoteles y restaurantes con ingresos iguales o mayores a $4 millones. Luego se fue expandiendo progresivamente hacia distintos rubros e ingresos, hasta que el 31 de marzo de 2018 venció el plazo para adecuar a las categorías más bajas de monotributistas: A, B, C, D y E.

Para alentar la utilización de los POS, los monotributistas que los instalen no tendrán costo por el alquiler del dispositivo por dos años. Los negocios que no lo hagan podrán tener multas de hasta $30 mil.