Una nena de apenas 4 años murió dentro de uno de los micros de la hinchada de Alvarado de Mar del Plata tras el partido frente a Boca por la Copa Argentina. Las causas del fallecimiento no están claras y son investigadas por la fiscalía de turno, aunque se presume que se habría ahogado en su propio vomito.

La menor, de nombre Yazmín, había asistido al partido en cancha de Lanús acompañada de su madre y otros familiares, según informó el diario La Capital de Mar del Plata.

En su vuelta a Mar del Plata, en uno de los micros de las agrupaciones del club, la madre de Yazmín, de 23 años, se dio cuenta de que su hija estaba inconsciente y vomitada cuando el micro ingresaba a la ciudad por la avenida Champagnat cerca de las 3.30 de la mañana, de acuerdo a la información a la que tuvo acceso el matutino marplatense.

El chofer del micro (interno 9 de la empresa Rápido del Sud) cambió el rumbo de inmediato y se dirigió de urgencia al Hospital Materno Infantil donde los médicos de guardia iniciaron los mecanismos de reanimación. No obstante la menor no pudo recuperar los signos vitales.

La comisaría cuarta inició actuaciones por averiguaciones de causales de muerte, aunque todo apunta a que la niña habría sufrido un espasmo y se habría ahogado en su propio vómito. Sus familiares no lo habrían advertido porque estaban durmiendo.