Al menos 206 personas murieron, 202 resultaron heridas y 220 están desaparecidas por el desborde de tres ríos en un ciudad selvática de Colombia, una de las peores tragedias naturales en la historia reciente del país, informó este sábado la Cruz Roja.

La catástrofe se registró después de las intensas lluvias que comenzaron en la noche del viernes y desataron la crecida de ríos y quebradas que se salieron de cauce, destruyendo decenas de viviendas, puentes y arrastrando vehículos a su paso en la localidad de Mocoa, en el suroeste de Colombia.

“Es una cifra realmente muy lamentable, quiero reiterar que nuestros corazones están con estas familias, acabo de hablar con muchas de ellas, vamos a hacer todo lo posible para ayudar”, dijo el presidente Juan Manuel Santos, desde Mocoa.

“Acabamos de declarar el estado de calamidad para atender de la mejor forma posible esta situación”, sostuvo el mandatario, quien anunció subsidios para las personas que perdieron sus viviendas.