Los primeros resultados establecieron que dos de los cinco jóvenes murieron por un “edema pulmonar y paro cardiorespiratorio”. Apuntan a la droga conocida como “Superman”.

Los dos jóvenes de 21 y 25 años fallecidos dentro de Costa Salguero mientras participaban de la fiesta electrónica “Time Warp” murieron por un “edema pulmonar y paro cardiorrespiratorio”, según informaron fuentes judiciales sobre los resultados de sus autopsias.

Resta conocer el resultado de las autopsias practicadas ayer a los otros tres jóvenes fallecidos: uno a bordo de una ambulancia y los otros dos mientras eran asistidos en el Hospital Fernández.

Mirá también: Para Bullrich, en la tragedia de Costa Salguero hubo drogas “con algún tóxico tipo veneno”

La sustancia que algunos de los asistentes reconocieron haber ingerido antes de descompensarse y que habría ocasionado los decesos es conocida como “Superman”, consignó la agencia Télam.

La principal hipótesis de los fiscales de la causa, Sandro Abraldes y Diego Iglesias, es que los jóvenes la compraron y consumieron adentro de la fiesta.

Serán decisivos para confirmarlo o descartarlo los resultados de los estudios toxicológicos en sangre y orina que fueron ordenados con carácter de urgente y cuyos resultados se conocerán en los próximos días.

Mirá también: Descubren éxtasis en los cuerpos de los jóvenes muertos en la fiesta electrónica

Según fuentes de la investigación, tanto los cinco jóvenes fallecidos como los cinco que se encuentran internados, se descompusieron en el  mismo horario: a partir de las 6.30 de la mañana, considerada la hora crítica.

Los investigadores hasta ahora han detectado “varias irregularidades” en el predio cerrado donde se realizaba la tercera edición local de la “Time Warp”, entre ellas que los bidones de agua purificada de los puestos de hidratación (gratis y a cargo de la organización) se acabaron a mitad de la noche.

En tanto, las botellitas de agua mineral se comercializaban a 40 pesos en la barra según lo declarado por testigos, pero en redes sociales los fiscales detectaron que se denuncia que se vendían a 100, lo cual está siendo objeto de investigación.

Mirá también: Francisco y Charo, del amor a la tragedia: él murió y ella está grave

Además, la mayoría de los baños eran químicos, y por lo tanto no tenían canillas.

Sólo los asistentes del sector VIP tenían acceso a los sanitarios de los pabellones y en ellos los fiscales constataron que había agua corriente.

La disponibilidad de agua es fundamental para personas que están consumiendo drogas de diseño, porque uno de los efectos de estas sustancias es la deshidratación.

Respecto de las víctimas fatales, no se ha demostrado algún hilo conductor entre ellas, por lo que se supone que no pertenecían todas a un mismo grupo.

Mirá también: La trama narco detrás de la diversión juvenil: droga made in Argentina

Por el momento no hay imputados en la causa que lleva adelante Fiscalía Criminal de Instrucción N° 24 a cargo de Abraldes, dado que no ha podido ser identificado ningún dealer o vendedor de pastillas que podría haber provisto a las víctimas de la sustancia que acabó con sus vidas.

En tanto, los organizadores de la fiesta sólo declararon como testigos.

Fuente: Télam