La Academia Sueca informó que este año no se otorgará el Nobel de Literatura y que el fallo se aplazará a 2019, por el escándalo de filtraciones y supuestos abusos sexuales que la ha colocado en una crisis histórica.

La academia motivó en un comunicado la resolución, que no se producía desde hace siete décadas, por la pérdida de “confianza” del mundo exterior en la institución y por su propio “debilitamiento”, tras la salida de ocho de sus dieciocho miembros, dos menos de los necesarios para tomar decisiones.

La medida implica que el próximo año se otorgarán dos galardones, el correspondiente a 2018 y el de 2019.

Aunque el proceso de selección de candidatos para el Nobel de Literatura de este año transcurría al ritmo habitual, “es necesario que la Academia tenga tiempo para recuperar su fuerza plena, involucrar a una cantidad mayor de miembros activos y restaurar la confianza en ella antes de elegir un nuevo galardonado”.