El británico Lewis Hamilton (Mercedes) ganó este domingo el Gran Premio de China de Fórmula 1, disputado en Shanghái y pasó a encabezar la clasificación del campeonato mundial de pilotos, tras una carrera en la que la estrategia adoptada por Ferrari provocó polémica.

Hamilton ganó la carrera número mil de Fórmula 1, delante de su compañero de escudería, el finlandés Valtteri Bottas, que partió desde la pole position, y del alemán Sebastian Vettel (Ferrari).