Trump se ha manifestado interesado en el inmenso territorio autónomo danés -cubierto principalmente por hielo-, preguntando a sus consejeros si es posible que Estados Unidos lo adquiera, dijo el jueves el diario, citando a personas que conocen esas deliberaciones.

La Casa Blanca no emitió ningún comunicado oficial y la embajada danesa en Washington no respondió inmediatamente a una solicitud de un comentario de la AFP.

Algunos asesores de Trump creen que adquirir Groenlandia podría ser beneficioso para Estados Unidos, mientras que otros consideran que la idea es una «fascinación efímera» del presidente, señaló The Wall Street Journal.

Otros fuera del gobierno estadounidense dicen que el interés de Trump podría deberse a un deseo por cementar su legado, según el diario, mientras que sus asesores discutían sobre el potencial para la investigación y una mayor influencia militar de Estados Unidos.

La base aérea estadounidense Thule Air Base ha estado en Groenlandia durante décadas.

Un 85% de Groenlandia está cubierto con una franja de hielo de 3 kilómetros de grosor que contiene 10% de las reservas de agua dulce del planeta.