Al menos a 429 muertos y 154 personas permanecen desaparecidas, de acuerdo al último balance de víctimas por el tsunami que azotó el último sábado el estrecho de Sonda, entre las islas indonesias de Sumatra y Java. Las incesantes lluvias dificultan este martes de Navidad el trabajo de los equipos de rescate, según informaron las autoridades locales.

El tsunami golpeó la costa oeste de la isla de Java y del extremo sur de la isla de Sumatra, donde las fuertes lluvias dificultan las tareas de los equipos de rescate, que buscan entre los escombros a lo largo de unos 100 kilómetros de litoral, según consignó EFE.